“Vive tu Patrimonio, El Valor de las Áreas protegidas en la región de Magallanes y Antártica chilena”

En la ciudad de Punta Arenas, región de Magallanes y Antártica Chilena, se realizó la tercera jornada en regiones de la serie de coloquios «Vive tu Patrimonio», donde expositores y autoridades instaron al público a vivir sus áreas protegidas y entender que la preservación de su patrimonio natural y sus ecosistemas locales, son clave para la vida humana y el desarrollo económico sustentable.

Con un auditorio completo se realizó el pasado viernes, 05 de junio, el Coloquio “Vive tu Patrimonio, El Valor de las Áreas protegidas en la región de Magallanes y Antártica chilena”, organizado por el Proyecto MMA/GEF-PNUD “Creación de un Sistema Nacional Integral de Áreas Protegidas para Chile: Estructura Financiera y Operacional” (Proyecto GEF SNAP), a través de su Programa de Difusión y Sensibilización Ciudadana, en conjunto con la Universidad de Magallanes, la Secretaría Regional Ministerial del Medio Ambiente y Wildlife Conservation Society Chile, el que contó además con el patrocinio de Asociación Kauyeken.

A la cita asistieron autoridades locales, profesionales vinculados al tema medioambiental, alumnos de escuelas públicas certificadas ambientalmente y miembros de la sociedad civil, entre ellos algunos participantes de asociaciones que ponen en valor la riqueza y el patrimonio natural de la región. La bienvenida estuvo a cargo de Mario Palma, abogado, asistente jurídico del Proyecto GEF SNAP, quien recordó que en el marco de la gestión de las áreas protegidas terrestres, marinas, públicas y privadas, es necesario incrementar la valoración social de la biodiversidad como patrimonio de todos los chilenos y fuente de desarrollo humano,“Chile requiere que su territorio sea capaz de realizar un aporte a la sustentabilidad y para eso se necesita superar la visión de las áreas protegidas como espacios naturales alejados de las personas y avanzar en una visión en que las sintamos como propias».

Luego Claudio Cassicia, SEREMI del Medio Ambiente de la región, instó a repensar como Estado, cómo y para qué se administran estos lugares de tanta riqueza natural, un tema importantísimo para la región de Magallanes, donde más del 57% de su territorio son áreas protegidas.

Comenzando el coloquio la primera expositora fue Bárbara Saavedra, bióloga, doctora en ecología evolutiva y directora de Wildlife Conservation Society Chile, que realiza desde hace años un fuerte trabajo en el Parque Karukinka, de Tierra del Fuego, un verdadero laboratorio para la conservación, donde hace investigación científica, preservación de especies y ecosistemas, iniciativas de educación ambiental, talleres y asesorías para las comunidades locales, entre muchos otros proyectos. Saavedra enfatizó la importancia de entender que los seres humanos somos naturaleza, «conformamos un único sistema, un sistema socioecológico integrado por las personas y el entorno natural ». Para ella la única manera de tener un desarrollo sostenible es hacer conservación y las áreas protegidas son la herramienta más antigua para proteger la biodiversidad, por lo que hoy se debe avanzar en otras herramientas como lo están haciendo en Karukinka.

El segundo expositor, Sergio Praus, abogado y profesor de derecho ambiental dela Universidad de Magallanes, alentó a la comunidad a vivir y conocer las áreas protegidas de la región, conectarse con ellas y apreciarlas desde la experiencia y la estética, pues es la manera de sensibilizarse y así valorarlas en todos sus niveles, “las áreas protegidas tienen valores culturales asociados y forman parte del patrimonio de la región, pero lo importante es vivir este patrimonio”. Para Praus, no basta solo una ley o un convenio que diga que un lugar es patrimonio para sentirlo así.

Finalmente, el tercer expositor fue el conocido entomólogo y conductor de programas de televisión sobre vida animal, Alfredo Ugarte, quien se enfocó sobre la importancia de conocer, preservar y difundir las particularidades del ecosistema magallánico, donde conviven bacterias, virus, hongos, insectos endémicos, aves como el carpintero magallánico, una cantidad impresionante de mamíferos marinos, como el delfín chileno o los elefantes marinos, y mamíferos terrestres, como pumas y huemules. «La preservación de las especies es muy importante para la vida, hoy el 80% de los remedios que ven en una farmacia tienen su origen en la naturaleza, en el reino vegetal, fungi o animal”. Y recalcó que aún queda mucho por conocer, “aún no conocemos ni la mitad de los seres vivos que viven al lado de nosotros. En pleno siglo XXI se calcula que de cada 10 seres vivos que hay en la tierra, deben haber otros 10 por descubrir ».

Fuente: proyectogefareasprotegidas

coloq

Reconocimiento a nuestra agrupación. Fotografías: Humberto Gómez, Sebastián Saiter.
Reconocimiento a nuestra agrupación.
Fotografías: Humberto Gómez, Sebastián Saiter.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *